SALUD&FORMA

Marcas

Idioma

English French German Italian Portuguese Russian Spanish Catalan

Costes de Envío

Tu Carrito (0)

El carrito de la compra está vacío

VITAMINA E 1000mg 60 caps

VITAMINA E 1000mg 60 caps

15,21 € 16,90 €

Producto Disponible - (Imp. Incluidos)

Marca



Esta formulación proporciona vitamina E natural, además,contiene aceite de soja para facilitar su absorción y asimilación. La vitamina E natural o tocoferol está formada por alfa, beta, delta y gamma tocoferoles, siendo alfa tocoferol el más activo como antioxidante y el mayoritario en esta composición.

La vitamina E es una vitamina liposoluble (soluble en grasas) cuyo papel principal es actuar como antioxidante protegiendo a las células (especialmente glóbulos rojos, células musculares y células nerviosas) del daño de los radicales libres y contribuyendo a evitar la aparición del envejecimiento prematuro y reducir el riesgo de enfermedades como la enfermedad cardiovascular, cataratas, Alzheimer y algunos tipos de cánceres (piel, colon y estómago). Igualmente, fortalece el sistema cardiovascular favoreciendo el flujo sanguíneo, la piel y el sistema inmunológico. La absorción de la vitamina E es relativamente pobre, aproximadamente solo el 20% al 40% de la ingesta es absorbida. Se distribuye por todos los tejidos y se almacena principalmente en el panículo adiposo.

Una ingesta de vitamina E, tanto mediante dieta como por suplementos, es importante puesto que:

Reduce el riesgo de enfermedades cardiovasculares: no sólo debido a su capacidad antioxidante, sino que la vitamina E ayuda a prevenir que las arterias se obstruyan, para ello bloquea la conversión del colesterol de las placas ateromatosas impidiendo que se adhieran a las paredes de los vasos sanguíneos. La vitamina E también facilita el flujo de la sangre por las arterias. Numerosos estudios clínicos han indicado que la vitamina E ingerida en los alimentos y suplementos está asociada con un menor riesgo de enfermedades cardiacas, ateroesclerosis (acumulación de grasa en las arterias) y otros tipos de enfermedades cardiovasculares.

Mejora salud ocular: debido a su acción antioxidante, la vitamina E podría proteger contra las cataratas y un progresivo deterioro de la retina y la degeneración macular.

Refuerza el sistema inmunológico: la vitamina E mejora aspectos específicos de la respuesta inmunitaria que parecen disminuir con la edad. Un ensayo clínico con personas mayores indicó que una suplementación diaria con vitamina E redujo el riesgo de infecciones en el tracto respiratorio superior, especialmente los resfriados comunes.

Cáncer: estudios clínicos han mostrado que las personas con cáncer a menudo tienen niveles bajos de vitamina E en la sangre. Además, ensayos poblacionales sugieren que las dietas ricas en antioxidantes podrían estar relacionadas con un riesgo reducido de ciertos tipos de cáncer.

Enfermedad de Alzheimer: la vitamina liposoluble puede llegar al cerebro con facilidad y aplicar sus propiedades antioxidantes impidiendo la degeneración celular. La capacidad antioxidante de la vitamina E protege las células de su oxidación y es la responsable de prevenir las enfermedades degenerativas como el Alzheimer, el Parkinson o la demencia.

Diabetes: los estudios indican que los antioxidantes podrían ayudar a controlar el nivel de gucosa en la sangre y reducir el nivel de colesterol de las personas con diabetes tipo 2, a la vez que protegen contra complicaciones oculares (retinopatía) y renales (nefropatía) en los diabéticos del tipo 1.

Piel: la vitamina E podría ser también beneficiosa para la fotodermatitis, manchas cutáneas y algunas enfermedades inflamatorias (colitis ulcerosa, pancreatitis y osteoartritis). Además, tiene acción hidratante de la piel.

Las recomendaciones de ingesta de vitamina E varían según la edad y sexo. En Europa son para los adultos de 4 a 15 mg de equivalente de alfa-tocoferol al día para los hombres y de 3 a 12 mg al día para las mujeres. Su deficiencia, cuando se agotan las reservas, son problemas en la vista, la piel, irritabilidad, falta de memoria, problemas de esterilidad, mala circulación y mal funcionamiento del corazón. Además, se puede asociar una deficiencia grave de vitamina E con abortos y partos prematuros, así como falta de esterilidad en el hombre.

Propiedades:

Antioxidante: protege a las células contra los radicales libres y previene enfermedades como la enfermedad cardiovascular, Alzheimer, Parkinson, demencia, cáncer o diabetes.

Refuerza el sistema inmunológico

Ayuda a formación glóbulos rojos

Ayuda a la utilización de la vitamina K

Evita la coagulación de la sangre y mejora la circulación

Mantiene a la vitamina A

Mejora el funcionamiento del cerebro y del sistema nervioso

Mantiene la piel en buenas condiciones

Favorece la salud ocular

Mejora el estado de las arterias, venas y corazón

Ingredientes por Perla: vitamina E (D-alfatocoferol) y aceite de soja. Perla (gelatina y glicerina). CONTIENE SOJA. Puede contener trazas de gluten, huevo, pescado o lactosa.

Modo de empleo: Tomar 1 perla antes del desayuno con un vaso de agua.

Preguntas y comentarios destacados

Sé el primero en hacer una pregunta o comentario
Usamos cookies de terceros para mejorar la experiencia de navegación, y obtener estadísticas anónimas. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies. OK Más información